Tráfico de sangre

Tráfico de Sangre o también conocido el club por parte de las familias nobles. Se trata de un lugar de ocio para los vampiros, donde poder descansar de la ajetreada dura vida del día a día y poder ver desde algunos muertos de hambre pelean para sustentar su dosis de sangre o poder admirar el enfrentamiento de dos reputados nobles que ambicionan ser el próximo campeón del club. La realidad es que su acceso es bastante limitado para el pueblo llano, ya que necesitará de una invitación de un miembro, pero en cambio los nobles pueden entrar a él y si lo desean no tendrán porque cumplir la norma de combatir una vez al mes.

Cuando el viaje continúa...

Participantes
Elettra
Syhn: 0
Vida: 0
Sangre:
Turno #1
Escrito por Elettra » 01 Abr 2017, 23:32
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 541 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 541

 

Imagen
Tema anterior: viewtopic.php?f=113&p=882

La noche del día siguiente había llegado y la cita acordada iba a pronunciarse, así que Lady Elettra, la actual señora de la casa de los Delacroix, se preparó para el día programado y para la ocasión. Un largo vestido de tonos violetas descendía desde su pecho, con un escote de palabra de honor y una falda con volumen, y dada su actual posición no debía mostrar en su totalidad su rostro al menos en el interior de la fortaleza, teniendo que tomar un pequeño tocado que dejaba caer una tela de rejilla. De esta manera parte del lado zurdo de su rostro quedaba visiblemente tapado y por tanto completa las premisas de la casa.

Cortos pasos danzaban por la fría calle de Adze mientras la noche se sentenciaba y los vampiros callejeros circulaban libremente en búsqueda de algún objetivo a quien robar. Por suerte por Lady Elettra, esta noche estaba siendo acompañada por su guardaespaldas personal, Markus Delacroix, un exvagabundo que había conseguido sobrevivir a la dureza de la sociedad de los vampiros al participar en el tráfico de sangre y ganarse una cierta cantidad de dinero gracias a las peleas.

De piel oscura, ojos amarillos, calvo y muy corpulento son las principales características que le hacen destacar entre el resto de ciudadanos. Vestido con un traje negro y una camisa blanca, hace parecerle un noble más y no el guardaespaldas de la señora. Pero esto tiene la razón directa a que el forma parte de la familia y por tanto obtuvo un puesto dentro de la jerarquía social gracias a Draegan, él cual optó por aceptarlo dentro de los Delacroix a cambio de que sirviese como guardián.

- Digame Markus... ¿Tráfico de Sangre es tal y como dicen? – Cuestionaba Elettra mientras tomaba a su protector por el codo y emprendían el paseo como si de una pareja se tratasen. – No sé lo que sabrá mi Lady. Pero Tráfico de Sangre es un lugar peligroso, será mejor que no se aparte de mí. – Respondía Markus mientras su señora le miraba y con una sonrisa amable asentía ligeramente, la realidad era que pese a la diferencia de poderes, ella parecía muy cercana y no era semejante al resto de nobles que no deseaban mantener el contacto con aquellos que se encontraban por debajo de su estrato social.

A penas quedaban un par de calles más para llegar al lugar acordado y ella empezaba a sentir nuevamente los nervios que adquirió la noche anterior. Y es que todavía desconocía si la información que perseguía era realmente verdadera, pues tan solo fue la palabra de un noble... Pero sí eso era verdad era muy probable que uno de los suyos estuviera conspirando en su contra y deseando su muerte, algo que las leyes vampiras prohíben y que incluso el simple hecho de acusar a alguien sin pruebas es un delito. Fue por ello que tal vez Elettra confiase medidamente en su palabra, aún así... no sabía aún que encontraría en este misterioso lugar.

Turno #2
Escrito por Elettra » 04 Abr 2017, 21:08
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 541 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 541

 

Imagen
- Mi Lady, ¿Seguro que confía en ese Oleander? – Expresaba Markus con su grave voz y demostrando su incomodad ante el extraño noble que apareció la noche anterior. Realmente ni ella misma entendía exactamente que le impulsaba a seguir esas palabras, pues jamás había escuchado sobre él y mucho menos había visto a la familia Oleander como seres que se preocupasen más allá de sus mansiones. Fue por tanto que sin duda algo estaría tramando Christopher, pero tanto si era verdadero como falso, para la vampira esta era su mejor opción.

- Mi confianza reside en aquellos que me demuestran lealtad, hasta el momento el señor Christopher ha vertido acusaciones graves hacía alguno de nosotros. – Realizo una pequeña pausa para tomar aire voltearse hacía el hombre de piel oscura. – Por el momento no ha realizado ninguna deslealtad, pero en caso de que eso ocurra, siempre te tendré a ti. – Señalaba con sus palabras que le daba libertad a su guardaespaldas para actuar en caso de que algo saliese mal en esta reunión e incluso matar al noble si fuera necesario, aún cuando esto era un delito imperdonable dentro de la sociedad de los vampiros.

Ciertamente la relación de los dos era bastante cercana y es que prácticamente entraron a la casa Delacroix juntos. Además de esto, Markus siempre se ocupo de su protección y por ende crearon una amistad peculiar entre señora y trabajador, algo que en muchas ocasiones le conllevo diferentes problemas con el resto de la familia, los cuales infundaban rumores de infidelidad hacía la joven. Aún así todo ello fue falso y Draegan jamás creyó tales palabras, expulsando en el acto a varios nobles de la mansión hasta que se disculpasen y costeasen algún tipo de sacrificio para restablecer su honor.

Ya en la puerta del edificio, tan solo un hombre de gran corpulencia se postraba sobre la pared y gracias a un efecto producido entre la luz y el sombrero que portaba, a penas era posible distinguir su cara, haciendo que en parte se sintiese distante y fría la situación. Pues aunque fueron tan solo un par de segundos de silencio y miradas, para Elettra fue como una eternidad ya que desconocía que iba a ocurrir en aquel lugar o incluso que se escondía tras el pomo de la entrada. Era como sí sintiese cada parte de su cuerpo y al menos tiempo ninguna, pero es que la suave brisa de la noche se clavaba en su piel como si de cuchillas se tratase debido a la tensión que le producía tal acontecimiento.

A lo que viendo que Markus no se pronunció y sacando fuerzas de dónde ni ella misma sabía, se dirigió al portero. – Eh... Soy. – Cortada al momento, sintió como su guardaespaldas se apartaba de ella y teniendo que dejar su brazo, este se acerco al tipo que custodiaba el lugar. Casi como si el tiempo se detuviese, las centésimas de segundo pasaron increíblemente lentas y únicamente pudo pensar que se iban a enfrentar o algo semejante y estuvo a punto de exclamar. Pero deteniéndose a tiempo y viendo lo que realmente pasaba, era que los dos se estaban... abrazando.

Turno #3
Escrito por Elettra » 13 Abr 2017, 12:59
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 541 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 541

 

Imagen
La realidad era que Markus y el portero eran viejos amigos debido a su pasado oscuro en el tráfico de sangre. En un primer momento para Elettra no supo como reaccionar ante tal visión, pero tras atar hilos y que ambos le contarán su relación de amistad, pudo asimilar lo que estaba ocurriendo allí. No obstante, todavía temía no poder ingresar en el lugar, pues no tenía una invitación formal de nadie, algo que era estrictamente necesario para el acceso. Así que mirando a Markus le hizo entender sobre el problema que ya habían tramado antes de su llegada al lugar, a lo cual este asintió y tan solo se volteó nuevamente para hablar con su antigua amistad.

- Bogdan, sé que no tengo... – Rápidamente fue cortado por el portero con un tono serio. – Markus sabes las normas y no puedo dejarte pasar aunque hayas sido uno de nuestros campeones. – Frase lapidaría para los intereses de ambos, a lo cual nuevamente volvió a intentar el hombre de tez oscura. – Venga, ya sabes... Por los viejos tiempos compañero. – Trataba está vez utilizando los recuerdos que habían creado tras tanto tiempo juntos, a lo cual fue respondido nuevamente casi con las mismas palabras, mostrándose así bastante profesional el hombre que protegía el acceso de tal misterioso local.

Finalmente Markus trató una y otra vez de usar su amistad para el acceso, pero tras poco tiempo y debido al enfado de Elettra de no poder acceder, termino abogando por sus derechos como parte de la nobleza. – Soy Lady Elettra Delacroix, señora de la casa Delacroix y he sido invitada por Christopher Oleander a este maldito lugar. Así que, apártate y déjame entrar. – Su guardaespaldas sorprendió ante su actitud, algo bastante inusual en ella, se aparto ligeramente para ver cual sería la reacción de Bogdan, el cual no se hizo esperar demasiado. – ¡Así que sois los invitados de Chris! ¿Por qué no habéis empezado por ahí? Lord Christopher os espera en su palco particular.

Para sorpresa de los dos, parecía que el noble de tez clara era mucho más popular de lo que parecía en primera instancia, o al menos demasiado en este lugar, pues hasta entonces jamás habían oído hablar sobre él entre la corte Oleander. Así que abriéndose la puerta y dejando acceso a la pareja de vampiros, poder ver por fin para una los ocultos misterios del lugar y para otro recordar lo que un día fue hogar. La realidad era que no parecía estar muy cuidado, pues su entrada se basaba en un pasadizo de madera desgastado y oscuro, desde donde ya se podía escuchar el ruido del interior, el clamor de la gente e incluso algún que otro golpe de los contendientes.

- Los palcos privados se encuentran atravesando la sala principal mi Lady, si Christopher se encuentra allí lo podremos ver desde abajo. – Comentaba Markus mientras se colocaba antes ella para asegurarse de que nadie les sorprendiera en el transcurso del pasadizo. Algo que para Elettra no le era de mucha importancia, pues trataba de visionar algunos papeles que se encontraban pegados en las paredes y que relataban los nombres de los campeones y retratos sobre ellos, buscando a su guardaespaldas, el cual lamentablemente no encontró.

Turno #4
Escrito por Elettra » 30 Abr 2017, 22:52
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 541 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 541

 

Imagen

Sangre, sudor y lágrimas. Tan típico y atípico al mismo tiempo, sobre el ring todos los luchadores se sienten invencibles hasta que sus fuerzas flaquean, pero así debe ser o tal vez no. Golpe tras golpe se crean las leyendas de tráfico y derrota tras derrota cavan su propia tumba. Uno de los lugares más peligrosos y excéntricos de toda la fortaleza, un lugar al que la nobleza le encanta asistir para satisfacer su sed de sangre y por otro dónde las ratas callejeras son capaces de obtener algún tipo de ingreso para su subsistencia. Tráfico en definitiva es la definición de la sociedad de los vampiros: clasismo, dinero y sangre.

Elettra no pudo evitar alzar su rostro cuando la luz del establecimiento enfoco su fino rostro, era sin lugar a dudas un increíble lugar. Un techo gigantesco se alzaba y a penas podía visualizar el final debido a lo oscuro que quedaba en lo alto, en el centro un cuadrilátero de gran tamaño rodeado por innumerables asientos. A los extremos de todo el recinto eran visibles unas zonas adaptadas para el consumo de alcohol y escaleras que llevaban a los pisos superiores, desde los cuales a partir de balcones privados para la nobleza, se podía visualizar los combates sin tener que acercarse al pueblo sucio y hambriento.

- Mi Lady... ¿Puede verlo? Los palcos privados de los nobles se encuentran frente a nosotros. – Comentaba su guardaespaldas mientras trataba de buscar entre los más bajos, creyendo que Chris se encontraría entre los menos costosos. – No... solo veo hombres sedientos de sangre, pero ni rastro de él. – Terminaba respondiendo mientras empezaban a andar para acercarse a la zona del cuadrilátero y de esta manera poder ver mejor y en una visión de 360 grados todo el edificio, pero antes de poder si quiera avanzar un par de metros una voz los detuvo.

- Lady Elettra Delacroix... – Entonaba una mujer anciana justo a sus espaldas, algo que hizo que ambos se volteasen para ver de quién se trataba. – Y compañía. Mi Lordd Christopher Oleander los espera en su palco particular. – Era una mujer de avanzada edad, de cabello blanco y una gran cantidad de arrugas, algo bastante atípico entre los vampiros, pues por norma general suelen disfrutar de una piel prácticamente perfecta. Fue entonces cuando con un simple ademán los advirtió para que la siguieran, algo que hicieron y pronto emprenderían una marcha hacía una de las escaleras más cercanas.

Markus parecía bastante confuso y Elettra con una mirada y un simple movimiento de cejas trato de cuestionarle sin hablar qué le ocurría. – Mi lady, estas escaleras llevan a los palcos más caros. Sin lugar a dudas debe pertenecer a la familia de los Oleanders y es más, debe ser alguien importante dentro de esta. – La Delacroix no pareció mostrar una reacción física ante tal aclaración de su secuaz, pero por dentro no podía evitar sentir un cosquilleo irremediable y que denotaba su nerviosismo ante tal suceso. Si eso era verdad, las palabras de Chris sobre la traición dentro de su casa empezarían a tomar mucho más peso.

Turno #5
Escrito por Elettra » 06 May 2017, 19:04
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 541 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 541

 

Imagen

Las escaleras hasta el palco estaban repletas de diferentes cuadros repletos de retratos sobre lo que parecía ser campeones de trafico y a su vez de nobles importantes dentro de la sociedad vampirica. Probablemente se tratase de miembros notables o incluso los fundadores de este peligroso lugar, aún así todo el recorrido fue llevado con extremo silencio por parte de los tres y Elettra a penas quedaba un poco más atrás que Markus por simple seguridad a lo que pudiera pasar a su paso. Pero en el momento de llegar a la zona pertinente, los dos volvieron a posicionarse uno al lado del otro y esperando a la reacción de la anciana que los acompaño hasta aquí.

- Lord Christopher Oleander los espera tras la puerta. Si me permiten... esperen aquí. – Abrió la puerta ligeramente tan solo para hacer visible durante escasos segundos la luz del interior y adentrarse. Desde la entrada se podía escuchar como estaba entablando conversación con alguien, pero era prácticamente imposible distinguir las voces o si quiera de lo que estaban hablando, era por ello que casi a la par los dos avanzaron lentamente para tratar de entender o si quiera descubrir si se trataba de Chris. No obstante, no consiguieron nada pues pronto escucharían pasos que tornaban a aproximarse a los Delacroix y rápidamente se colocaron un poco más distantes de la puerta.

La anciana asomo parte de su cuerpo y rostro por la puerta, dejándola entreabierta y con una sonrisa y un ademán con la zurda hizo una señal para que entrasen. Los vampiros no dudaron y entrando de forma conjunta se acercaron y abriéndose más la puerta pudieron acceder y ver por fin todo lo que ocultaba. Era una habitación de gran tamaño, decorada ampliamente por asientos tapizados con pieles y multitud de cuadros de arte muy ambiguo y extraño, aún así gracias a la gran cantidad de luz que requería gracias a una infinidad de juego unido al fuego hacía que se volviese un lugar confortable y bastante agradable.

Al otro extremo de la habitación había una gran ventana que daba al centro de Tráfico, la cual disponía de una zona de palco y a su vez una pequeña zona dónde servir bebidas. Christopher se encontraba en ese lugar admirando las vistas y tan pronto los dos entraron, la mujer anciana entono. – Mi señor, Lady Elettra Delacroix y Markus Delacroix asisten a su invitación y bien hallados se encuentran hoy en tráfico de sangre. – Raras palabras pero una entrada habitual para ellos, los cuales a paso firme fueron adentrarse hasta llegar a la zona donde se encontraba el Oleander esperándoles. Ciertamente no esperaban ninguno de ellos que pudiese permitirse un lugar tan costoso en un antro tan inquietante.

- Por favor, mi Lady tome asiento. – Entonaba Christopher mientras se acercaba a la zona de bebidas. - ¿Qué desearán tomar? – Se ofrecía amablemente mientras los dos se aproximaban al palco y sin tomar asiento respondían. – Nada... – Casi a la par y sin esperarlo se miraron los dos. – Oh... Que bien sincronizados están. Si me disculpan, me serviré una copa. Disfruten del combate de mientras. – Continuaba mientras terminaba llegando y se servía una copa de un líquido rojo que se asimilaba mucho a la sangre o al vino, pero que a simple vista no se veía como tal.

Turno #6
Escrito por Elettra » 20 Jun 2017, 12:12
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 541 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 541

 

Imagen
Los segundos pasaban y se notaba como la tensión entre la mirada de los invitados traspasaba la sangre de los vampiros y llegaba hasta el noble que tan sólo pasaba el tiempo sosteniendo su copa de sangre mientras veía como uno de los contendientes del combate caía al suelo y era golpeado. Cuando los labios de Elettra estuvieron a punto de abrirse, Chris pronunció las primeras palabras sentenciadoras. - ¿Podría dejarnos solos tu guardaespaldas?

Ella sorprendida ante la cuestión directa, no tardo en mostrar en su rostro confusión unido a colocar la mano sobre su acompañante para que no hiciese ni siquiera el gesto de alzarse. – Markus es mucho más que mi guardaespaldas y sí él fuese el supuesto traidor, no me importaría morir en sus manos mi Lord. – Sentenciaba mientras se levantaba y con una actitud pendenciera continuaba hablando. – Ahora bien, sino tienes nada de que hablar y vas a hacer que perdamos el tiempo. Nos marchamos...

Rápidamente el vampiro levanto su brazo y con una sonrisa trataba de calmar la situación. – Oh mi lady, no debería ser tan directa ni impulsiva. Si usted supiese como son las reuniones de Oleanders... – Entonaba mientras Elettra todavía de pie mostraba todavía en su rostro enfado. – Bien, ¿Podrían acercarse al balcón? – Volvía a sugerir mientras ahora sí, los dos emprendían la marcha hacía este notando la diferencia sonora entre la habitación y el acto principal. Realmente la temperatura ascendía en exceso y muy probablemente se debiese a la gran cantidad de población que se encontraba en los pisos inferiores.

- En Tráfico de Sangre como podrá ver hay un contacto directo entre todos los nobles. – Señalando lo cercano que eran los balcones, pues apenas con un simple salto se podría llegar de uno a otro. – Aún así la seguridad en este lugar es envidiable... – Argumentaba mientras lanzaba su copa hacía el balcón vecino, la cual se rompía en mil pedazos en el aire para sorpresa de los dos invitados. – Digamos que cada balcón está protegido con un hechizo defensivo y por tanto el espionaje a los nobles o entre nobles es prácticamente imposible. Quiero decir, ¿No os parece extraño que no veáis a nadie? – Y aunque aquella pregunta fuese totalmente cierta, Elettra no se había percatado hasta ese momento de la soledad que reinaba el lugar, pues nada más que ellos estaban en los balcones del nivel. – Es simple. El mismo hechizo hace que nadie pueda ver ni oir nada sino se encuentra en el mismo balcón. He de decir que entre los nobles tenemos grandes ilusionistas...

- Ahora bien, ¿Qué pasaría si alguien es capaz de introducirse en este hechizo de protección y manipularlo? – Soltaba el noble y era respondido al momento por su invitada. – Que podría acceder a todos los secretos de la sociedad. – Entonaba seriamente. – ¡Exacto! – Chasqueaba los dedos y al unísono desparecían todas las barreras defensivas que existían entre los balcones y se hacía visible toda la multitud de nobles que se encontraban en el lugar, los cuales aprovechando la situación se encontraban realizando acciones “demasiado intimas”. – Al fin y al cabo, la información es poder.


Volver a “Tráfico de sangre”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado