Peninsula oscura

La península oscura ha sido considerada desde la antigüedad como un lugar peligroso debido a su cercanía con Ark’n, aunque eso no ha impedido a los habitantes de Targon poder habitarla y disfrutar de sus recursos naturales. Las principales regiones de paso suelen ser pequeños pueblos de vampiros y caídos, pero la fortaleza de la guardia oscura se convierte en el centro de atención. Situación a drede se convierte en una referencia clara de la protección del continente en la zona sur.

Además otro de los motivos que hacen popular la península es que el clan Nera Ekh habita en el bosque de Tsagaan, el único grupo de Ishitas que disponen de una capacidad intelectual igual a las ocho razas y que poseen de un gran manejo en el combate y grandes dotes en la magia druídica. De esta manera se han convertido en objeto de deseo para ambas facciones para admitirlas dentro de sus respectivos ejércitos.

Un destino para tres

Participantes
Thyren
Syhn: 30
Vida: 10
Simbiosis: 7
Elettra
Syhn: 0
Vida: 0
Sangre:
Turno #1
Escrito por Elettra » 25 Mar 2017, 13:42
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 781 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 781

 

Imagen
Hacía mucho tiempo que un Delacroix se dejaba ver tras los altos muros de la fortaleza, pero Elettra era muy diferente al resto de nobles y le agradaba realizar pequeños viajes por Safirya gracias a su carruaje de dos caballos, el cual no era muy ostentoso debido a que prefería pasar desapercibida entre el resto de habitantes. Era por ello que solamente era de madera negra y unas pequeñas cortinas blancas tapaban su interior.

En el exterior de este, su chofer habitual, él cual era un vampiro mudo contratado para estos servicios y que a su vez debía de ejercer como guardaespaldas en caso de toparse con algún que otro malhechor. Aún así el día de hoy el objetivo de la ruta de hoy no era muy distante a la capital de los vampiros y es que se trataba de un pequeño poblado de Drákontas residentes en la península oscura, los cuales son aliados a los Heí’an y es habitual que muchos utilicen su pueblo como punto de descanso y comercio.

A pocos metros de la entrada, Elettra ordenó detener el carruaje y abriendo la puerta dejó visible su figura pálida, adornada por telas de diferentes variedades cromáticas de grises. En la parte superior una blusa blanca de manga larga y ancha, tapada por un corset negro y unos delicados guantes grises mientras que en la inferior, unos pantalones grises oscuros y por terminar unas botas que sobrepasaban los tobillos de tonos negros. Ni joyas ni armas eran visibles al menos a primera vista.

- Quédate aquí y protege el carruaje. – Comentaba la mujer de cabellos blancos mientras emprendía una marcha muy lenta hacía el poblado, mientras que el otro vampiro tan solo asentía con la cabeza mientras se acostaba en el asiento. La realidad es que la vampira no vestía como una mujer cualquiera y eso seguro que la delataría entre el resto, pero todavía lo haría más si entrase con el carro y los caballos. Ahora su objetivo era una taberna creada por un comerciante caído que se aprovecha del paso de comerciantes por la zona, la cual se encuentra en un punto bastante central del lugar.

Lo primeo que impresionaba de la arquitectura de los Drákontas eran sus grandes puertas de madera que se encontraban unidas a las rocas de la zona y que las utilizaban como sistema de defensa contra las criaturas de la zona. Tras ellas, se podía notar como habían muchas viviendas de diferentes tamaños y materiales, dando a entender rápidamente quienes ostentaban un poder mayor dentro de la sociedad y quienes más bajo. Por último y aunque fuese un día soleado, era habitual encontrar hogueras encendidas, las cuales utilizan las familias para preparar la comida cazada o para realizar sus quehaceres. Ahora bien, Elettra trataba de evitar el contacto visual con los locales mientras caminaba por la zona.

Turno #2
Escrito por Thyren Sinkratk » 09 Abr 2017, 01:50
Avatar de Usuario Thyren Sinkratk
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 1234 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 1234

 

Era un día soleado, un día tranquilo. El poblado era movido y activo como solía serlo. Thyren caminaba entre la multitud vistiendo su larga túnica para ocultar la oscura piel que le diferenciaba del resto dejando solo a la vista unos largos cuernos que zigzagueaban hacia atrás, el único rasgo que podría diferenciarle del resto de Drákontas si alguien se fijaba lo suficiente y era conocedor de los rasgos de ambas razas.

El demonio paseaba por las calles hasta llegar a la altura de una taberna donde entraría y tomaría asiento en una de las mesas más alejadas a la entrada. Había vivido practicamente toda su vida siendo perseguido y, dentro de lo que se le ha presentado hasta ahora, había aprendido a estar alerta y cuidando siempre el lugar donde descansa. Cuando la bebida hubiera llegado y aun sin retirar la capucha de su cabeza, olería el líquido con tal de averiguar si contenía algún veneno del cual fuera conocedor y de no ser así daría un trago para sumergirse en sus propios pensamientos.

Turno #3
Escrito por Elettra » 13 Abr 2017, 12:11
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 781 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 781

 

Abriendo la puerta, un olor cotidiano para muchos y para otros asquerosamente desagradable, llegó hasta su nariz. La mezcla de sudor, alcohol y falta de ventilación se hacía notar en tal establecimiento, pero como de costumbre, a nadie parecía importarle. La taberna se encontraba relativamente llena, aunque era bastante sencillo poder llegar hasta la barra debido a la disposición de las mesas. Así que Elettra con paso lento y observando a los asistentes del local con miradas fugaces, pudo observar como había sujetos de diferentes razas, incluso algunos desconocidos hasta para ella.

Sentándose en un lateral de la barra, la vampira esperaba con cierta tranquilidad a que el tabernero se acercase para tomarle nota. No obstante, no tardo demasiado y es que parecía interesado a que una mujer se encontrase en su local, ya que dejó a medias su trabajo con un grupo de clientes varones. – Y dígame, ¿Qué desea de mi humilde posada una mujer tan bella como usted? – Era raro para Elettra recibir elogios por su belleza, pues prácticamente nadie a excepción de su esposo fallecido, la había señalado como tal. Aunque también era cierto, que era muy probable que el dueño no recibiese muchas visitas femeninas.

De esta manera y jugando en parte, mostró una sonrisa a la par que volteaba ligeramente su rostro hacía la izquierda y se aproximaba a la madera. – Sorpréndeme y quizás acabe recompensándote... – Se notaba a leguas que ella no tenía ni idea sobre el uso de sus armas de mujer y que a penas podría parecer algo exagerada, pero por extraño que pareciese, había funcionado, pues rápidamente le trajo una jarra con un extraño líquido verde. – Gracias... – Mostraba nuevamente una sonrisa. – Ahora, ¿Podría decirme dónde podría encontrar a...? – Al instante fue cortada por el caído. – ¡No! Aquí jamás se da información de otra persona. – Acercaba su mano a la boca y bajando el tono. – Es peligroso. – Terminaba apartándose de ella.

Turno #4
Escrito por Thyren Sinkratk » 04 May 2017, 15:49
Avatar de Usuario Thyren Sinkratk
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 1234 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 1234

 

Off Topic
Si te parece bien, hacemos de "master" entre los dos, vamos añadiendo o modificando la zona a nuestro antojo segun sea nuestro turno y cuando uno de los dos meta algún evento, combate, obstaculo, etc. que sea el que se encargue de masterizar esa dificultad hasta su final así los dos podemos ir metiendo o modificando cosas para complicarnos la vida mutuamente sin tener que estar pensando si cruza la linea de la manipulación, si vamos a estar solo los dos roleando creo que ya nos conocemos como para saber que no haremos nada raro y si sucediera se habla sin problema. Supongo que me he explicado bien xD.

A partir de aquí intentaré responder en plazos más cortos.


Thyren estaba sumergido en sus propios pensamientos aun atento a su alrededor pues pesé a considerar aquel lugar una zona segura, ningún lugar le protegía al cien por cien de sus perseguidores. Pasados unos minutos vio entrar a una mujer que claramente destacaba entre aquella marabunta de gigantes y era inevitable que otros seres se fijaran en ella igual que se fijaban en otros turistas. Algunos podían mirarle por curiosidad en saber por qué estaba allí, otros intentaban averiguar cual sería el mejor momento y la mejor forma de asaltarle para robar cualquier objeto de valor pues para mucha gente, pertenencias de otras razas eran más valoradas.

El joven demonio dirigía miradas disimuladas desde el fondo del lugar viendo como el tabernero cuchicheaba algunas palabras que serían inapreciables desde la distancia a la que se encontraba. No tenía intención de acercarse pues aquello solo mostraría su presencia ante el resto de clientes

Turno #5
Escrito por Elettra » 06 May 2017, 17:14
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 781 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 781

 

Off Topic
Por mi me parece bien, realmente así será más interesante el tema.

Quizá acelero un poco el tema con este post xD


Elettra sabía perfectamente que desde su entrada había llamado la atención de los asistentes del lugar, pero más aún tras la interacción con el tabernero y su exclamación ante su pregunta. Aunque en una primera instancia no se había dado cuenta cuan peligroso podría ser transitar un lugar como este, ahora tras la advertencia se empezó a sentir nerviosa deslizando su mirada de forma lenta para ver si alguien estuviese fijándose en la vampira o en su defecto si llegaba a ver quién estaba buscando.

Por suerte o por desgracia vio como unos Drákontas estaban al otro lado de la barra con una sonrisa en sus labios y visionando la mujer de cabellos blancos. Rápidamente y casi de forma instintiva se centro en la bebida que tenía y tratando de disimular, la ascendía y la movía con su diestra, no obstante en ningún momento la bebía pues apenas le agradaba el sabor del alcohol. Tan solo un suave suspiro se desprendió de sus labios cuando una voz aguda hizo acto de presencia. – ¿Así que buscas a alguien? Yo podría ayudarte.

No tardo ni tan solo un segundo en volver a alzar su rostro para ver de quién se trataba. Era un demonio de apariencia infantil, con ropajes parecidos a los que llevaban el resto de Drákontas y además los mismos tatuajes en la cara que portaban los residentes de este poblado. Si no fuese por su aspecto menos corpulento y su cabello pelirrojo, podría ser confundido con mucha facilidad por otro ogro rojo. - ¿Perdón? – Respondía ella absorta en su sorpresa y duda. – Yo podría ayudarte a encontrar a quien quisieras. A cambio de dinero claro. – Comentaba con una amplia sonrisa el joven demonio mientras Lady Delacroix veía una oportunidad perfecta ante ella.

Pero como si de un estruendo se tratase, un Drákonta de un tamaño desorbitado en comparación al resto del bar y con incontables cicatrices por todo su cuerpo golpeaba la puerta y provocaba un amplio silencio en el recinto. Sus pasos eran dolorosos para la madera del suelo y todos trataban de apartar la mirada cuando este se aproximaba a sus asientos, dirigiéndose directamente a una de las mesas más alejadas de la puerta, la cual estaba ocupada por un tipo que parecía ocultar su rostro. – ¿Qué hace una mosca como tú en mi sitio? – Entonaba una voz muy grave que resonaba a la par que una respiración acelerada mostraba su enojo y denotando sus intenciones agresivas frente al ser.

- Eh... espera. – Comentaba el demonio a la vampira mientras rápidamente caminaba al lado diestro del gigante ogro y mostraba una actitud conciliadora. – Venga Ugh-Bargh es un extranjero... – Casi al instante de pronunciar su última palabra un puñetazo directo del Drákonta de forma descendente hizo sumergirlo entre la madera del suelo del local y dejarlo totalmente inconsciente y malherido al muchacho. Todos los asistentes volteaban su rostro ante tal agresión a excepción de Elettra, que paralizada ante lo sucedido no podía evitar quitar su mirada de la escena.

Turno #6
Escrito por Thyren Sinkratk » 06 May 2017, 18:41
Avatar de Usuario Thyren Sinkratk
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 1234 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 1234

 

Off Topic
Con el tiempo que llevamos para 2 turnos tampoco creo que se alarmante acelerar un poco las cosas XDD


El demonio observó lo que iba sucediendo llegando a percibir la presencia del demonio que iniciaba conversación con la mujer recien llegada cuando un Drákonta de aspecto amenazador entraba brutamente en el local. Acostumbrado a observar y analizar, sabía sin esforzarse demasiado que aquel hombre no iba a causarle más que problemas. Cuando llego hasta su mesa y dio a conocer que esa era su mesa de descanso habitual, Thyren no pudo sino responder.

- Disculpe, no sabía que este lugar tenía dueño. - Podía notarse como sus disculpas no eran sino una forma de intentar evitar el problema, lejos de verse temeroso por la situación en la que se encontraba.

Agarró la jarra y se disponía a alejarse de ese lugar cuando el demonio que hacia un momento estaba hablando con la mujer se acercaba hasta ellos para intentar evitar una disputa pero no hacía más que conseguir quedar completamente inconsciente por un único derechazo del ogro. Thyren desvió la mirada con indiferencia hacia el malherido joven y volvió a mirar al gigante.

- Innecesario. - Comentaba mientras bordeaba al enorme Drákonta para sentarse en otra mesa.

Turno #7
Escrito por Elettra » 06 May 2017, 19:55
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 781 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 781

 

Elettra aprovechándose de la falta de atención por parte de la mayoría de los que transitaban el local, entonaba una frase mientras concentraba su poder mágico para transformar su cuerpo. – Ta bükh üdsen deer ni ünen irekh khüsekghüi baigaa – En ese preciso instante empezaba a agrandar de tamaño, aparecían unos cuernos en su cabeza y unos tatuajes se hacían visibles por debajo de sus ojos. La vampira había tomado el aspecto de un pequeño Drákonta y en una primera instancia parecía que nadie había visualizado lo que acababa de ocurrir y emprendía la marcha hacía el lugar de la acción.

Al mismo tiempo que la transformación sucedía, el gigantesco ogro tornaba a voltearse tras la reacción del demonio encapuchado. – Ahora mi sitio apesta a lo que mierda seas, voy a acabar contigo maldito inferior. – Volvía a expresarse de forma agresiva y despectiva mientras alzaba sus puños con intenciones poco amistosas. Aún así, una voz grave y seca entonaba palabras para que parase la acción. - ¡Eh! ¿No ves que es un Hei’an? – Elettra disfrazada de Drákonta se dirigía al llamado Ugh-Bargh mientras este se volteaba para mirarla. – Si le haces algo meterás en problemas al poblado. – Sin dudarlo tras pronunciar esas palabras volvió a crear una nueva ilusión utilizando sus poderes mágicos y con tan solo un simple paso, dejó una copia de aquel Drákonta en la zona, mientras ella invisible tomaba el brazo del joven demonio y colocándolo sobre sus hombros lo trato de llevar a una zona alejada.

- ¿Quién eres tú y cómo osas interferir? – Cuestionaba Ugh-Bargh mientras empezaba a ponerse cada vez más nervioso, acelerándose a la copia y golpeándola con un nuevo derechazo. Como debía pasar, la ilusión empezó a desvanecerse casi al momento, mostrando que tan solo había sido un engaño, algo que en un principio lo tomo por sorpresa pero que casi al instante hizo que gritase de rabia y se tornase a girar señalando esta vez al individuo que se había sentado a priori en su mesa. - ¡Brujo! ¿Cómo te atreves a ver a nuestro poblado y usar magia? – Empezó a correr para asestarle una patada con la zurda en el cuerpo aprovechándose de su altura y fuerza.


Off Topic
No sé si podré hacer lo que hice en el post, si hay algo coméntamelo.

Señuelo: Con un simple gesto de dar un paso hacía detrás mientras formula este hechizo, el ilusionista puede volverse invisible mientras deja una copia de él mismo en el lugar, la cual actuará como si de él se tratase pero que al poco tiempo se difuminará y dejará de existir. Crea una copia visual en el lugar del invocador y éste se vuelve invisible 1 turno.

Cambio radical: Tras formular el hechizo y un poco de tiempo, el cuerpo del objetivo del hechizo empezará a ver como su cuerpo cambia, de la manera que el ilusionista haya planeado. A su vez su olor corporal será diferente y su voz también, aunque esto tan solo será una simple ilusión. Este hechizo tiene un gran inconveniente y es que puede hacer visibles unas alas, unos cuernos u otras características pero si el individuo original no disponía de esto o algo que se le asemeje, estas partes del cuerpo al tocarles se notarán como aire, pues realmente no hay nada.

Turno #8
Escrito por Thyren Sinkratk » 07 May 2017, 11:18
Avatar de Usuario Thyren Sinkratk
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 1234 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 1234

 

Off Topic
No hay problema, el ogro no esta fijándose en ti así que es normal que caiga en el señuelo.


El demonio resopló viendo como la ilusión se desvanecía y así lo hacía también el hombre que había sido abatido de un golpe por el ogro, ahora la furia de éste se centraba en él y no le quedaba más opción que pelear o salir de allí con la misma sutileza que el Drákonta.

- Nindarää Khööröltei - Decía al mismo tiempo que hacía extraños dibujos en el suelo. Al instante de terminar salía un diablillo que batía las alas a la espera de alguna orden - Dinerëa Käktarëi - Susurraba una vez más haciendo que el diablillo se pusiera en marcha batiendo las alas con fuerza levantando una gran cantidad de polvo y arena que dejaría la taberna a ciegas lo suficiente como para salir de allí y seguir con su día, a poder ser normal, si tuviera éxito en sus intenciones el diablillo desaparecería.

Una vez fuera la mirada del demonio no haría más que observar a sus alrededores con tal de encontrar una nueva ubicación tranquila aunque posiblemente lo más seguro sería dejar el poblado para evitar que el ogro intentara buscarle por la zona.

Off Topic
Compañero peligroso: El invocador realizará este conjuro mientras dibuja en el suelo aquel símbolo que le represente. De este saldrá un pequeño diablo, delgado y de aspecto horripilante, el cual dispondrá de unas alas que le darán la capacidad de volar.

► Mostrar Spoiler

Turno #9
Escrito por Elettra » 08 May 2017, 23:40
Avatar de Usuario Elettra Delacroix
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 781 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 781

 

La evasiva del demonio hizo un efecto formidable y provoco que todos los asistentes apenas pudieran visionar nada de lo que estaba aconteciendo, incluyendo también a Delacroix, la cual se tapó los ojos con su zurda para que el polvo no le dañase. Por otra parte el Drákonta se vio frenado ante lo ocurrido y no pudo terminar de realizar su patada, cayendo al suelo tras el vendaval.

Tras pocos segundos todo recobro la normalidad y el extraño demonio había desparecido junto con la criatura que había convocado. Estupefactos, todos los que se encontraban en la taberna trataban de encontrarlo, pero ninguno de ellos tuvo éxito. – ¡Aaaaah! – Exclamaba rabioso el gigantesco ser mientras se alzaba. - ¡Maldito brujo, voy a destriparlo! – Continuaba mientras se dirigía hacía la puerta del local pero era repentinamente detenido por las palabras del tabernero. – ¡Ugh-Bargh!, ¿Qué crees que pensará el líder si se entera que vuelves causar problemas a un Hei’an? – Cuestionaba mientras pasaba el trapo sobre la barra.

- Será mejor que te calles caído, los tuyos tienen las horas contadas cuando sea líder. – Volvía a mostrarse agresivo mientras salía y marchaba directo hasta la entrada del poblado, esperando encontrar al demonio tratando de huir del lugar. En cambio por su parte Elettra habiendo revocado sus hechizos, volvía a tener su aspecto normal y trataba de despertar al joven, intentando también a su vez de tomarle el pulso para ver si todavía estaba vivo.

Turno #10
Escrito por Thyren Sinkratk » 13 May 2017, 14:46
Avatar de Usuario Thyren Sinkratk
100%
Hei'an
1
Personaje
0
¡Lleva 1234 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 1234

 

Thyren para entonces ya se había alejado varias calles más abajo esperando que los ciudadanos más comunes olvidaran el suceso aunque el ogro no lo haría y sabía que si no lo mataba le buscaría hasta encontrarle y sus reales perseguidores terminarían descubriendo uno de sus mayores escondites. El demonio buscó un punto muerto, un lugar donde apenas pasaba gente, para aguardar mientras los aldeanos olvidaban lo que habían visto y una vez estuviera listo, saldría a buscarlo para acabar con él así como cualquier amenaza que pudiera delatar su posición.

Off Topic
No te olvides de rolear tu parte también que en éste último turno has hecho solo de master xD Si has salido podrías haberme visto alejarme, solo se preocupa de evadir al ogro, el resto no los considera una amenaza si no has salido todavía pues no le ves irse.


Volver a “Peninsula oscura”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado