Bosque de Chandrak

El bosque más frío de Safirya da como residencia a la manada más grande de licántropos. Los Chandrak han conseguido dominar las adversidades del lugar y construir una capital que no tiene nada que envidiar a la del resto de razas y es que mantiene un equilibrio perfecto entre una arquitectura ruda y una conexión espiritual en cada esquina de sus calles.

Conocida principalmente a la gran cantidad de totems dedicados a Jackal y a otros héroes que han dejado ya el plano terrenal, es muy habitual encontrar a residentes rezando en casi cualquier lugar. Algo que se ha vuelto muy utilizado por algunos licántropos provenientes de otras manadas para robar a los Chandrak abstraídos.

[RB] Partiendo hacia lo desconocido

Participantes
Malkav
Syhn: 15
Vida: 44
Ira: 15
Turno #1
Escrito por Malkavian » 01 Nov 2015, 01:30
Malkav Hohenfeimer
100%
Haske
1
Personaje
0
¡Lleva 1787 días sobreviviendo en Safirya!
Usuario
Personaje
Mochila
Registrado: 1787

 

Contempló con indiferencia el mensaje escrito en el cartel que alguien, seguramente siguiendo órdenes del líder de la manada se había asegurado de dejar fijado en el umbral de su hogar para que fuera una de las primeras cosas que viera al despertarse. El autor de aquel acto había logrado su objetivo pero si se suponía que la noticia de un grupo de demonios aparentemente disidente debía causar algún impacto en él, había fracasado estrepitosamente. Para él, no se trataba más que de otra artimaña de los Hei’an.

‘‘Esos demonios son aliados de los vampiros. Si vienen hacia aquí es únicamente por un motivo: quieren sangre. ¿Estarías dispuesto a que esos engendros chupasangre salgan reforzados de esta situación? ¿O a que esos afeminados de orejas afiladas se hagan con ellos? No, tenemos que ir de caza’’ un iracundo pensamiento, que no reconocía como suyo, atravesó su mente fugazmente.

Asintió con la cabeza, mostrando su conformidad con el encendido sermón que acababa de ocupar su mente hacia unos pocos instantes antes mientras luchaba con el deseo de transformarse que provocaba en él la ira dimanante de los recuerdos de la lucha de su fallecido hermano. Empezaba a ver la realidad que manifestaban las palabras del pergamino desde otro punto de vista. Era necesario partir, a fin de cuentas era cazador.

Se puso en pie y tras vestirse con ropas cómodas para el viaje, se apoderó del arco corto con el carcaj en el que guardaba diez fieles flechas, abandonó su hogar y se puso en camino hacia el puerto de Lauviah con intención de dar inicio a nueva cacería.

Volver a “Bosque de Chandrak”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado